UA-155400777-1

AzĂșcar invertido: QuĂ© es y cĂłmo puedes hacerlo en tu propia casa

23 noviembre 2020

El azĂșcar invertido se utiliza como aditivo en diversos productos de la industria alimentaria, especialmente en forma de jarabe. Su principal ventaja frente al azĂșcar tradicional, es que no cristaliza. AdemĂĄs, es ligeramente mĂĄs dulce que el azĂșcar tradicional. Partiendo de una descomposiciĂłn de sacarosa o almidĂłn, se crea una mezcla de glucosa (dextrosa) y fructosa (azĂșcar de la fruta).

El azĂșcar invertido lo podemos encontrar comĂșnmente en la declaraciĂłn de ingredientes con el nombre de "jarabe de glucosa-fructosa" o "isoglucosa". Es ligeramente mĂĄs dulce que el azĂșcar de caña comĂșn. A diferencia de otros edulcorantes, tambiĂ©n tiene la ventaja de que no se cristaliza, lo que se traduce en una consistencia suave y cremosa.

Debido a estas particularidades, el sirope de azĂșcar invertido es ampliamente utilizado en la industria alimenticia y lo podemos encontrar en gran variedad de productos cotidianos. Entre ellos contramos varios postres, como helados, sorbetes, arroces con leche, natillas o yogures. Pero tambiĂ©n algunos licores, el ketchup, los refrescos azucarados, las gominolas, las galletas, los pasteles, las salsas preparadas. Incluso algunos tipos de pan se endulzan con este popular sirope de azĂșcar.

ÍNDICE DE CONTENIDOS()

    ÂżEs bueno para la salud?

    El azĂșcar invertido contiene unas 400 kilocalorĂ­as por cada 100 gramos. EstĂĄ compuesto casi en exclusiva (99,8%) de carbohidratos y no contiene cantidades mĂ­nimamente significativas de minerales, fibra o vitaminas. Por esta razĂłn, se considera calorĂ­as vacĂ­as, al igual que los otros tipos de azĂșcar.

    Como todos los tipos de azĂșcar, el azĂșcar invertido no proporciona minerales importantes, pero sirve principalmente para dar a un producto un sabor dulce. Por lo tanto, no es particularmente beneficioso para la salud. Como siempre decimos en estos casos, el azĂșcar es un producto que debemos consumir con moderaciĂłn para no perjudicar nuestra salud. ÂżY quĂ© entendemos en este caso por "consumo responsable"? Pues para que nos hagamos una idea, la OMS (OrganizaciĂłn Mundial de la Salud), asĂ­ como muchos gobiernos, recomienda un consumo como mĂĄximo de seis cucharaditas al dĂ­a, es decir, unos 25 gramos.

    Las consecuencias derivadas de un consumo excesivo son pricipalmente el aumento del peso corporal y sus enfermedades derivadas.

    ÂżCĂłmo se produce el azĂșcar invertido?

    El azĂșcar invertido se produce añadiendo pequeñas cantidades de ĂĄcido como catalizador a la sacarosa (azĂșcar de caña o de remolacha), normalmente disuelta en agua caliente. Las molĂ©culas de sacarosa, que son disacĂĄridos compuestos por una uva y una molĂ©cula de fructosa cada una, se descomponen en sus dos componentes monosacĂĄridos.

    AsĂ­ puedes hacer tu propio azĂșcar invertido

    Necesitaremos

    • 1 kilo de azĂșcar de caña
    • 1 cucharadita de zumo de limĂłn reciĂ©n exprimido
    • 5 gramos de bicarbonato de sodio
    • Una olla alta
    • Un termĂłmetro de cocina

    Procedimiento

    • Hervir 500 mililitros de agua en la olla con el azĂșcar y el limĂłn. Mientras tanto se debe remover el contenido.
    • Luego debemos dejar reposar la mezcla durante dos horas a una temperatura constante entre 90 y 80 grados. Bien podemos controlar la temperatura con la placa de cocina y un termĂłmetro de cocina, o bien podemos simplemente utilizar el horno fijando previamente la temperatura.
    • Removemos la soluciĂłn de azĂșcar cada 30 minutos y compruebe la temperatura. DespuĂ©s de unas dos horas, añadiremos el bicarbonato.
    • Para ello, retiramos la olla del fuego o del horno y añadimos cuidadosamente el bicarbonato de sodio. Ten en cuenta que la reacciĂłn producirĂĄ grandes cantidades de espuma. Es por ello lo que te recomendamos que uses una olla alta.
    • Tan pronto como la cantidad espuma disminuya, herviremos la masa otra vez brevemente. Cuando el azĂșcar invertido se haya enfriado, lo podremos almacenar en vasos o botellas hermĂ©ticas. Intenta guardarlo en la nevera o en un lugar fresco.

    Deja una respuesta

    Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *

    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando asumiremos que aceptas nuestra polĂ­tica. MĂĄs InformaciĂłn