¿Se puede congelar el queso? TODO lo que necesitas saber y recomendaciones

3 abril 2020

En la época que nos ha tocado vivir, hay algunos productos que nos facilitan bastante las cosas: El papel higiénico es fácil de apilar, la pasta es fácil de poner en el armario, al igual que la harina y el arroz. Hasta aquí todo perfecto pero los fanáticos del queso se preguntan a menudo como pueden mantenerlo fresco por más tiempo.

Además de la correcta conservación del queso dentro de la nevera, la pregunta es: ¿Puedo congelar el queso? Veamos qué hay que tener en cuenta al congelar el queso, qué tipos de queso podemos congelar y vamos a tratar de resolver las preguntas más frecuentes acerca de este tema.

CONTENIDO

    ¿Se debe congelar el queso?

    El método utilizado para almacenar el queso afecta de manera directa a su sabor. Especialmente cuando se trata de congelarlo, las opiniones difieren, ya que no todos los quesos son aptos para la congelación. El queso fermenta desde el principio de la producción hasta que se come. Si el queso se congela, este proceso se interrumpe, porque por debajo de los 2 °C las bacterias de ácido láctico del queso se desactivan. Esto también tiene un efecto en el sabor y la estructura del queso, modificando además su textura durante la congelación. Sin embargo, en ciertos tipos de queso este efecto es mínimo, por lo que pueden ser congelados tranquilamente.

    Estos quesos que se pueden congelar

    • Queso azul con un alto contenido en grasa y sin corteza, como el Saint Agur o el Roquefort.
    • Quesos semiduros como el Gouda, el Edam, el Tilsiter, el queso Raclette o el Appenzeller. Sin embargo, se vuelven algo más pegajosos cuando se descongelan.
    • Quesos duros como el parmesano, por ejemplo. Sin embargo, esto debe ser congelado rallado, de lo contrario resquebrajará.
    • Los quesos duros como el Emmental, el Cheddar o el Comté también pueden ser congelados. Lo mejor es congelar estas variedades en trozos, rebanadas o ralladas.

    Estos quesos no deben congelar

    • Quesos con corteza de moho.El moho no parece apetecible después de la congelación, y también puede conducir a cambios en el sabor
    • Quesos suaves como el Camembert, Brie o Géramont. Estas variedades tienen un alto contenido de agua. Cuando el queso se congela, se forman cristales de hielo que hacen que el queso a menudo parezca grasiento y no resulte apetitoso después de la congelación.
    • Queso crema, requesón, ricotta, quark o mozzarella. Estos tipos pierden su consistencia cuando se congelan porque contienen mucho agua y se descongelan. Por lo tanto tampoco es recomedable, al menos en la medida de lo posible, congelar el queso Feta.

    ¿Cómo se debe congelar el queso de Raclette?

    Si hay un ingrediente importante cuando cocinamos un raclette, ese es sin duda el queso. Por eso te habrás preguntado muchas veces si realmente este queso se puede congelar o no. Pues la respuesta es que sí. Lo único de lo que te debes preocupar es de guardarlo herméticamente en una bolsa para congelador y en porciones individuales. Cuando quieras volver a descongelarlo, hazlo poco a poco, guardándolo en la nevera.

    Congelar el queso rallado

    El queso rallado también se puede congelar. Podemos almacenarlo en bolsas de manera que, una vez congelado y ayudándonos de una cuchara, utilicemos la cantidad que creamos necesaria y volvamos a meterlo inmediatamente al congelador.

    Esta opción nos da un montón de posibilidades. Podemos mezclar diferentes quesos, rallarlos y guardarlos en el congelador para cuando los necesitemos.

    ¿Se puede congelar el queso crema?

    Desde el punto de vista de la salud, no hay ningún problema en congelar el queso crema. La congelación impide que los microbios se multipliquen, por lo que su consumo sigue siendo seguro después de congelarlo y descongelarlo, quedando tan suave como recién comprado.

    Sin embargo, el problema del queso crema es su alto contenido de agua. Cuando se congela, el agua se expande y el queso se desmenuza tras la descongelación. El queso crema descongelado no es adecuado para untar.

    Sin embargo, no nos debemos preocupar si el queso crema lo vamos a utilizar para cocinar, ya que en este caso la consistencia pasa a un segundo plano.

    Además, ya que el queso crema no suele contener tanta grasa como otros tipos de queso, puede aguantar hasta 6 meses en el congelador.

    FAQs respecto a la congelación del queso

    ¿Cuánto tiempo dura el queso congelado?

    El queso congelado se mantiene de 2 a 3 meses en el congelador, aunque algunos quesos pueden conservarse durante más tiempo sin problema. No debe ser congelado por más tiempo que eso, ya que pierde mucho de su sabor. Este tiempo depende del tipo de queso que queramos congelar, siguiendo la regla de oro: Cuanto más grasa contiene el queso, menos tiempo debe ser congelado.

    ¿Cómo se descongela el queso?

    Es mejor descongelar el queso lentamente en la nevera, ya que así pierde menos líquido. A temperatura ambiente el queso se calentará demasiado rápido. Importante: No intentes descongelar el queso en el microondas.

    ¿Cómo se debe envolver el queso cuando está congelado?

    Se debe prestar especial atención a la higiene. Para evitar que el congelador queme el queso, envuelve el queso de forma hermética, por ejemplo en una caja de plástico o en una bolsa para el congelador. Ambos deben ser marcados con la fecha de congelación.

    Trucos para congelar queso

    • El queso debe ser congelado el mayor tiempo posible antes de su fecha de caducidad para obtener los mejores resultados.
    • El queso en trozos es más adecuado para la congelación que el queso cortado en lonchas.
    • Cuando se congela el queso en lonchas, siempre se debe separar con papel de horno para que las lonchas no se peguen entre sí.
    • El queso congelado es particularmente adecuado para cocinar o gratinar. Por ejemplo, para una deliciosa salsa de queso o para gratinar guisos.
    • Como todos los alimentos descongelados, el queso debe comerse rápidamente después de la descongelación.
    • Para evitar que se peguen unas lonchas de queso con otras, introduce un film de aluminio entre ellas, de manera que resulte más sencillo a la hora de retirarlas.
    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando asumiremos que aceptas nuestra política. Más Información