Consejos para conservar leche materna, congelarla y descongelarla

11 agosto 2020

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Los nutrientes y la temperatura siempre se adaptan a las necesidades del bebé y hacen que esté bien cuidado. Pero casi ninguna mamá puede cuidar de su bebé las 24 horas del día. Si quieres congelar la leche materna o conservarla en la nevera durante algún tiempo para utilizarla posteriormente, en este artículo encontrarás toda la información que necesitas.

La leche es el mejor alimento para el bebé, pero si quieres tener algo de libertad como madre, es recomendable comprar un sacaleches. Es mejor empezar a extraer leche mucho antes de que quieras usar la leche materna. Como tantas otras cosas, el manejo sin problemas de los extractores de leche y el almacenamiento de la leche requiere cierta práctica y acostumbrarse. No hay ningún problema en alimentar al bebé con leche extraída. Veamos cómo almacenar la leche y cómo volver a hacerla apta para su consumo.

CONTENIDO()

    🤔 ¿Cuál es la mejor manera de almacenar la leche materna?

    En realidad basta con seguir unas pautas de higiene bastante básicas. Entre los recipientes más adecuados para almacenar la leche materna, encontramos los recipientes de vidrio herméticos aptos para el congelador y los recipientes de plástico que no contienen BPA. Las bolsas de hielo o de congelador normales no son adecuadas, ya que no son estériles. Tampoco se recomiendan los recipientes de plástico duro transparente. Estos pueden contener policarbonato o BPA, una sustancia que se sospecha que se acumula en el organismo.

    ¡Echa un vistazo a nuestros recipientes!

    Las bolsas resultan muy prácticas porque ocupan menos espacio en el congelador y en la nevera, pero los envases de vidrio se pueden reutilizar, generando menos residuos y ayudando a cuidar el medio ambiente.

    ¿Cuánto tiempo puedo mantener la leche extraída?

    Una vez que se haya extraído la leche materna de forma higiénica y segura, puedes guardarla a temperatura ambiente, en la nevera o en el congelador, dependiendo de la rapidez con la que la vayas a utilizar. Recuerda seguir siempre las siguientes pautas:

    A temperatura ambiente

    • La temperatura debe estar entre 16 y 25°C
    • La leche se deberá consumir en un máximo de 4 horas. Puede durar hasta 6 horas si se siguen pautas de esterilización muy estrictas (Seguir instrucciones del fabricante del sacaleches y consultar al pediatra).

    En la nevera

    • Asegúrate de mantener una temperatura de 4°C o menos
    • Consume la leche en un período de 3 días. Siguiendo pautas de higiene más estrictas puede aguantar hasta 5 días en la nevera.

    En el congelador

    • Mantén la leche a una temperatura de -18°C o inferior.
    • La leche materna congelada puede aguantar hasta 6 meses, hasta 9 meses siendo más estrictos con la higiene.

    Al descongelar

    • Si la sacas directamente del congelador y la dejas descongelar a temperatura ambiente, se deberá consumir en las próximas dos horas
    • En caso de guardarla en la nevera, se deberá consumir en las siguientes 24 horas.
    • La leche que ya se ha congelado una vez no puede volver a ser congelada.

    Si tu bebé está recibiendo algún tipo de cuidado especial, es posible que debas seguir recomendaciones más estrictas. Consulta con tu médico.

    El mejor truco para no tener problemas con la fecha

    Si decides guardar la leche en la nevera o en el congelador, acostúmbrate a etiquetar cada envase con la fecha de extracción y la cantidad (ml). De esta manera, podrás consumir la leche en el orden correcto y evitarás que se eche a perder.

    Cómo calentar la leche materna

    Lo primero es descongelar la leche poco a poco en la nevera o a temperatura ambiente. A continuación, deberemos calentarla mediante un calentador especial o mediante un baño en agua. Es importante controlar la temperatura, ya que si la leche supera los 40°C, estaremos dañando algunos de sus componentes. Tampoco es aconsejable utilizar un microondas, ya que no calienta de manera uniforme.

    ¡Echa un vistazo a nuestros calentadores!

    La forma más sencilla de calientar la leche materna sin problemas es mediante un calentador. ¡Algunos incluso llevan una función de descongelado incorporada!

    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando asumiremos que aceptas nuestra política. Más Información