La cara más amarga de la crisis: ¿De qué mueren los enfermos de Covid-19?

En este momento casi 500 personas han fallecido en España a causa del Coronavirus. A pesar de parecer unos números ya de por si altos, no serán nada en caso de que la enfermedad se siga propagando en las próximas semanas. Y no sólo la neumonía grave que provoca resulta mortal.

Una de las pocas noticias tranquilizadoras sobre el Coronavirus Sars-CoV-2 es que las infecciones son leves para el 80% de los afectados. La gama de síntomas se extiende desde lo apenas perceptible hasta una grave infección similar a la gripe con fiebre. Estos pacientes se recuperan sin necesidad de ayuda médica.

En el caso del 20% de los infectados, los virus se asientan en los pulmones, causando una inflamación que obliga a los pacientes a ir al hospital. Los casos más severos tienen que ser tratados en cuidados intensivos. Con la ayuda de los antiinflamatorios y antivirales, los médicos de cuidados intensivos pueden hacer que la mayoría de los pacientes se recuperen.

La influencia de la edad

La edad y las condiciones previas son los principales factores de riesgo. A fecha de 17 de marzo, 491 personas han muerto en España como resultado del Coronavirus. Muchos de los que murieron pertenecen al grupo de edad de más de 60 años. Para las personas mayores de 80 años, el riesgo de muerte es del 20 al 25 por ciento.

Algunas de las personas que murieron de Covid-19 en España también tenían condiciones crónicas previas, el segundo factor que define a los pacientes de riesgo.

Los pacientes ancianos con enfermedades previas son generalmente más susceptibles a las enfermedades infecciosas, no específicamente al nuevo Coronavirus. La neumonía es la complicación más frecuente de la gripe estacional, que causa miles de muertes en personas con defensas debilitadas cada invierno.

Ya sea Coronavirus o la gripe: Cómo protegerse contra los virus

Quien quiera protegerse del Coronavirus, pero también de otras infecciones de las vías respiratorias, debe respetar las normas generales de higiene. Éstas son iguales para todas las infecciones del tracto respiratorio:

  • Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón. Los aditivos antimicrobianos no suelen ser necesarios. La temperatura del agua tampoco es importante. Lávate las manos por lo menos 20 segundos. Sécate bien las manos después de lavarlas.
  • Mantén la distancia con las personas que estornudan o tosen y utiliza pañuelos desechables. Después de toser, estornudar y sonarte la nariz, también debes lavarte las manos lo antes posible.

Muerte por neumonía

La muerte por neumonía es como ahogarse lentamente. Debido a la inflamación, los pulmones son cada vez menos capaces de proporcionar suficiente oxígeno al cuerpo. Si los órganos dejan de recibir oxígeno, dejan de funcionar y la persona muere por fallo orgánico.

Lo típico de la neumonía provocada por el Coronavirus es que es bilateral y afecta a ambos pulmones. Los médicos italianos han informado de que para los pacientes en esta situación, la sensación es de como si se ahogaran lentamente.

Covid-19 y el desarrollo de Sepsis

A fin de averiguar en qué pacientes de Covid-19 la enfermedad tiene un desenlace mortal, los científicos chinos han examinado los datos de 191 pacientes gravemente enfermos del hospital de Wuhan. 54 de ellos acabaron falleciendo. En este estudio se observó lo siguiente:

  • Unos de cada dos de los 191 pacientes tenía enfermedades previas como diabetes, presión arterial alta o un problema cardíaco.
  • La edad media de los fallecidos era de 69 años, los supervivientes 52 años.
  • En promedio, la muerte ocurrió a los 19 días de la aparición de los primeros síntomas.
  • El período de recuperación de los supervivientes fue de 22 días de media.
  • Las 54 víctimas mortales desarrollaron sepsis además de los síntomas típicos del Coronavirus, 38 de ellas sufrieron un shock séptico.
  • Las causas reales de la muerte fueron con mayor frecuencia el paro respiratorio y la insuficiencia pulmonar aguda, que finalmente provocaron un paro cardíaco.

Insuficiencia cardíaca

Además de los pulmones, el corazón también se ve afectado por el sars-CoV-2, pudiendo provocar graves daños en dicho órgano. En caso de una enfermedad cardiovascular previa, la infección aumenta el riesgo de muerte.

Los investigadores de China han observado esto desde el comienzo de la epidemia y han examinado a los pacientes de Covid-19. En algunos pacientes, la infección por Coronavirus provocó síntomas cardiovasculares (incluso sin tener patologías previas) como palpitaciones y opresión en el pecho, en lugar de fiebre o tos.

Esta entre la infección viral y los problemas cardíacos que se ha establecido ahora en los pacientes de Covid-19 ya fue observado por los médicos durante la epidemia del Mers hace ocho años. El Mers-CoV, que está relacionado con el sars-CoV-2, ya causó la inflamación del músculo cardíaco y la insuficiencia cardíaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *