La dieta chili: ¿Se puede adelgazar comiendo picante?

Estamos seguros de que habrás leído que es posible perder peso a través de la comida picante pero, ¿es esto posible?¿Cómo funciona exactamente esta dieta chili?

Comencemos por el principio. El chili ayuda a controlar tu gula, rompe las células grasas y estimula tu metabolismo, quema calorías y mejora la digestión. La sustancia capsaicina es responsable del picante. La capsaicina es un alcaloide extraído de las plantas que causa calor y picor en la lengua. Esto aumenta la producción de calor en el cuerpo hasta un 25 por ciento. A modo de compensar este aumento de temperatura, el cuerpo suda. Este efecto dura aproximadamente media hora.
En platos de arroz y fideos o sopas, por ejemplo, se puede cocinar chile para esta variante de la dieta. Las partes más picantes son los tejidos y las semillas de los chiles, por lo que no olvides quitarlos si te resulta demasido intenso.

Dieta chili: ¿En qué debo fijarme?

Da pequeños pasos en la intensidad del chile en tus platos. Comienza lentamente con una pizca de chile y poco a poco, gradualmente, aumenta la intensidad. Nunca uses demasiado chile, porque nuestro cuerpo sólo puede tolerar el chile con moderación. Las consecuencias de comer demasiado picante pueden ser diarrea, náuseas, vómitos o incluso un colapso circulatorio. Sin embargo, si has comido demasiado picante, nunca debes beber un vaso de agua. Si sufres un dolor prolongado causado por una comida picante, consulta a un médico lo antes posible, ya que es posible que sufras una inflamación de las membranas mucosas del estómago o del intestino.

¿Es suficiente con el chile para adelagazar?

Pues la verdad es que no. El chile por sí solo no es suficiente a largo plazo para perder peso con éxito. En general, no hay manera de evitar una dieta constantemente balanceada y unidades regulares de ejercicio para perder peso de manera consistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *