El calor no es la solución

Normalmente, unas 400.000 personas viajan diariamente a través de las dos conexiones terrestres que unen Singapur y Malasia. Pero el puente de coches que cruza el estrecho entre el estado insular y la península de Malasia, donde se suelen amontonar coches, camiones y motocicletas, permanece vacío en estos días. Malasia ha cerrado sus fronteras desde el miércoles debido al coronavirus y está tomando medidas drásticas, prohibiendo eventos religiosos, deportivos, culturales y sociales. Se han cerrado escuelas, universidades, autoridades, lugares de culto y empresas. A los malayos tampoco se les permite salir del país. La razón es el rápido aumento del número de infecciones, que se han multiplicado en poco tiempo, superando ya los 1300 casos conocidos.

Las causas principales

Muchos de los casos de Malasia se deben a un acontecimiento religioso que tuvo lugar cerca de la capital, Kuala Lumpur, a finales de febrero. Asistieron unas 16.000 personas, muchas de ellas de países vecinos como Brunei, Camboya, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam. Más de 500 infecciones se atribuyen a este evento. Indonesia, que al igual que Malasia tiene una población mayoritariamente musulmana, canceló un evento similar en la isla de Sulawesi el jueves pasado.

Cifras actuales

El desarrollo de los contagios en estas regiones muestra que no todos los países del Asia sudoriental habían tomado a tiempo las medidas necesarias. La cifra oficial de 1300 casos en el país más grande del Asia sudoriental comienza a ser importante. Con 55 muertes, Indonesia, junto con Filipinas, también tiene actualmente el mayor número de víctimas de la pandemia en la región. Esto indica que es probable que el número de casos de infección no comunicados sea mucho mayor. Existen dudas también sobre las informaciones recibidas de países como Laos, que aún no han reportado un solo caso de Coronavirus.

Por consiguiente, esta semana la OMS ha pedido a la región que adopte “medidas agresivas” para contener el coronavirus. El aumento de las tasas de infección en el sudeste asiático tropical también contradice las esperanzas de que la propagación del virus se reduzca a medida que aumenten las temperaturas. Las temperaturas medias mensuales actualmente en estos países es de entre 26 y 28 grados en casi todas partes. Se trata de condiciones bajo las cuáles, por ejemplo, se ha demostrado que el virus de la gripe se propaga mucho más lentamente que en los climas más fríos. La curva de propagación del virus Sars también se aplanó en 2003 al aumentar las temperaturas.

La opinión de los expertos

Esta evaluación está muy extendida. Incluso algunas personalidades se atrevieron a afirmarlo. Sin embargo, científicos estadounidenses como el epidemiólogo Marc Lipsitch de la Universidad de Harvard también han expresado la opinión de que un clima más cálido probablemente sólo conducirá a una disminución “moderada” del nivel de infección. El experto escribió recientemente que no se espera que esta reducción conduzca a una fuerte disminución de la propagación de la enfermedad.

Al principio, el número relativamente bajo de casos en el sudeste de Asia parecía apoyar la teoría. Sin embargo, podrían estar relacionados en parte con un número bajo de pruebas. Además, muchos países habían impuesto prohibiciones de entrada y medidas de cuarentena a los nacionales chinos en una etapa temprana, reduciendo así el número de casos importados del gigante asiático.

La experiencia de Singapur

Singapur también aprendió de la crisis de Sars en 2002 y 2003, cuando murieron 33 personas en la ciudad-estado. Por el contrario, hasta la fecha sólo ha habido 2 muertes por Covid-19 en Singapur, a pesar de que el número de infecciones del miércoles, con 47 nuevos casos, dio el mayor salto desde que comenzó la crisis. Singapur también ha logrado mantener en cierta medida la vida social. Las calles comerciales, los parques y el transporte público siguen estando relativamente concurridos. Sólo algunos de los que se mueven usan mascarillas protectoras. La ciudad-estado aún no ha dado el paso de cerrar completamente las escuelas, aunque cuentan con vacaciones esta semana. Algunas escuelas internacionales tuvieron que cerrar debido a las infecciones y a la falta de personal de Malasia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *