El higo chumbo, sus propiedades y los beneficios de su aceite

El higo chumbo tiene unas propiedades fantásticas. Es una fruta que, aunque se suele encontrar en supermercados, no resulta demasiado común en los hogares españoles. De hecho, algunas personas la consideran una fruta bastante exótica. Sin embargo, tiene un sabor delicioso, es muy saludable y es fácil de cultivar. También se utiliza para producir un aceite de propiedades increíbles.

Una fruta tropical multiusos

Las chumberas son los frutos del cactus opuntia. Su forma es oblonga y son de color verde. Su carne interior de color amarillo y contiene semillas oscuras, que también son comestibles. Cuando compramos el fruto directamente en el supermercado, lo solemos encontrar sin las espinas que envuelven al fruto. De todas formas, dado que algunas espinas son casi invisibles, debemos tener cuidado al manejar el fruto. Su sabor es agridulce.

propiedades de los higos chumbos

Cómo se come el higo chumbo y cómo saber si está maduro

La forma más rápida de prepararlo es simplemente cortar la fruta por la mitad e ir sacando el interior con una cuchara para comerlo como si de un yogur se tratara. Una de las grades propiedades del higo chumbo es que se puede combinar de multitud de maneras, ya que le da un sabor exótico a cualquier tipo de ensalada, desde una ensalada de lechuga hasta una macedonia de frutas. Para saber si el higo está maduro, basta con tocar su piel y comprobar que está blanda.

Aceite de higo chumbo: ¿El aceite más valioso del mundo?

El aceite de higo chumbo viene de Marruecos y tiene un noble color amarillo dorado. Su producción es extremadamente compleja: Los higos se cosechan a mano y luego se pelan. Sólo los granos que contiene la pulpa del higo se utilizan para la extracción de aceite. También se necesita un número relativamente grande de chumberas para producir el preciado aceite de higo chumbo.

El aceite de chumbera contiene un 88% de ácidos grasos insaturados y en concreto ácido linoleico. Éste se utiliza en medicina y en cosméticos para el cuidado de la piel. El ácido linoleico es un componente de la epidermis, la capa más externa de la piel humana, y cumple una importante función de barrera y de equilibrio hídrico. Además, el ácido linoleico es responsable de estabilizar la estructura de la piel y la estructura de las membranas celulares.
Los valiosos fitoesteroles del aceite de higo chumbo (ingredientes activos vegetales) mejoran la elasticidad y la resistencia de la piel y tienen un efecto revitalizador e hidratante. Calman la picazón y son antiinflamatorios.

Es por ello, por lo que el aceite puro de higo chumbo también se recomienda para pieles muy sensibles e irritadas. Cuida la piel seca y también es rico en tocoferoles (720 mg/litro). El tocoferol (vitamina E) tiene un efecto antioxidante. Protege sobre todo los preciosos ácidos grasos insaturados de ser destruidos por los radicales libres, que son los principales responsables del proceso de envejecimiento de la piel, y por lo tanto es un aceite naural ideal para el cuidado anti-edad.

Bajo en calorías y muy nutritivo

Entre las propiedades del higo chumbo, destaca su contenido en vitamina C, que puede tener un efecto positivo en el sistema inmunológico. También contiene nutrientes como magnesio, potasio y calcio. Además, casi no contiene grasa (sólo 36 calorías por cada 100 gramos). Es sin duda una gran fruta que deberías incorporar a tu dieta.

Cómo plantar una chumbera

Las pequeñas chumberas son fáciles de encontrar plantas de cactus del centro de jardinería son muy adecuadas como plantas de maceta o de tina. En los días cálidos y soleados son ideales para colocarlos en el jardín, en el balcón o en la terraza. Sin embargo, no debe regarse demasiado, por lo que se recomienda estar al menos parcialmente protegida de la lluvia. La planta crece también muy bien en el alféizar de una ventana.

En primavera, cuando aparecen las llamativas flores rojizas de planta, es cuando más debemos regarla. Durante el invierno no necesita ser regada. Si todo ha ido bien, durante el otoño podrás cosechar los primeros frutos. Sin embargo, debes tener cuidado con las espinas de la planta. Recuerda tocar la planta sólo con guantes de jardinería.

La reproducción del higo chumbo

Utilizando las semillas de la pulpa del higo chumbo, que primero deberás limpiar a fondo, puedes cultivar más chumberas. Primero deja que las semillas se sequen durante unos días y después ponlas en agua para que se hinchen un poco. Cuando hayas llenado una maceta de tierra, podrás dejar las semillas en la parte superior. Deja la planta en una zona sombreada y riégala regularmente. Pasados unos días, aparecerán las primeras hojas. En este momento debes colocar la planta en un lugar soleado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *