¿Por qué Popeye estaba equivocado con las espinacas?

Popeye es sin duda uno de los iconos de nuestra niñez. Su relación con Olivia y Brutus ocupaba nuestro interés durante horas de nuestra infancia. Uno de los momentos más esperados del capítulo, era cuando comía las espinacas que, debido a su alto contenido en hierro, otorgaban una energía y fuerza sobrehumana al marinero americano. Sin embargo, ¿Es esto cierto? ¿Son realmente las espinacas una fuente de hierro saludable? Vamos a verlo.

Las espinacas son unas verduras en forma de hoja verde, que se encuentran durante todo el año en supermercados de todo el mundo. Su contenido en hierro es de tan sólo 35g por cada 100 gramos, teniendo por tanto menos que alimentos como las almejas.

Por otro lado, las espinacas, al igual que otros vegetales, contiene ácido oxálico, que da a la planta su especial sabor agrio. De hecho, el nombre proviene del griego “axys”, que significa agrio.

El ácido oxálico proviene de manera orgánica en oxalato de potasio o calcio desde las raíces, hojas o tubérculos de muy variadas plantas.

La presencia de este ácido, provoca una unión con el hierro difícil de digerir, lo que disminuye aún más su aportación de hierro real.

Por tanto, podemos decir que aunque el mensaje contenido en la serie de dibujos era adecuado, incitando a los niños a comer más verduras y en concreto espinacas, vemos que las espinacas en realidad no tienen un contenido real de hierro significativo, siendo éste inicialmente más escaso que en el caso de otros alimentos y sobre todo por la presencia de ácido oxálico. La cantidad neta de hierro asimilado resulta ínfima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *