Curar y prevenir la infección de orina de forma sencilla

5 febrero 2021

La infección de orina ocurre cuando se produce una o más inflamaciones del tracto urinario. Esto incluye la pelvis renal, los uréteres, la vejiga y la uretra. Los síntomas de una infección de orina suelen ser casi siempre un ardor, una molestia o un dolor al urinar. En ocasiones van acompañados de un aumento de micción es decir, que aumenta la frecuencia con la que queremos ir al baño.

También pueden aparecer dolores en la zona de los riñones y fiebre. Los síntomas pueden variar en gravedad y tipo dependiendo de los órganos afectados. Debido a esto existe la diferenciación entre las infecciones del tracto urinario superior e infecciones del tracto urinario inferior. En el caso de las embarazadas, como veremos más adelante, las infecciones de orina son muy comunes y se les debe prestar especial atención.

Normalmente la más común de estas infecciones es la cistitis, que se produce a a la entrada del aparato urinario, normalmente debido a la acción de algún virus o bacteria.

Cuando decimos que hemos sufrido una infección de orina, lo que suele pasar internamente es que ciertas bacterias, hongos o virus se atacan a nuestros riñones o al aparato urinario. La mayoría de las infecciones son leves y sus síntomas desaparecen en los días siguientes. Los casos más complicados deben ser controlados por el médico.

CONTENIDO

    La infección urinaria en mujeres

    Las mujeres se ven claramente más afectadas por la infección de orina. En los hombres, las infecciones aumentan exponencialmente con la edad, lo que suele estar relacionado con el agrandamiento benigno de la glándula prostática.

    Infección de orina síntomas: Causas principales

    Veamos a continuación los diferentes síntomas que nos pueden ayudar a identificar este tipo de infecciones:

    Dolor al orinar

    En ocasiones se manifiesta como una sensación de ardor y se puede producir tanto al principio como al final de nuestra visita al baño. Cuando el dolor se presenta al principio, es probable que suframos una uretritis (inflamación de la uretra), mientras que si el dolor se manifiesta al final, es probable que se trate de una cistitis.

    Dolor y dificultad para orinar

    En este caso, la vejiga se tensa antes de orinar, procando un aumento en las ganas de ir al baño. Esto hace que las ganas de orinar aumenten y sintamos dolor durante el proceso. En ocasiones, sentimos unas ganas tan fuertes de orinar que no podemos esperarnos más, para acabar expulsando unas cantidades insignificantes. Esta sensación nos puede llegar a durar varios días si no le ponemos remedio.

    Si sumado a estos síntomas sufrimos dolor durante la micción, es probable que suframos una infección aguda o crónica de la vejiga o de la uretra. En casos menos comunes, el dolor se debe a cálculos, trastornos del sistema nervioso o incluso a un cáncer.

    Micción muy frecuente y en muy pequeñas cantidades

    Las personas que sufran estos síntomas tienen ganas de ir al baño con más frecuencia de lo habitual porque sienten la necesidad de orinar aunque no tengan la vejiga llena. Solo expulsan pequeñas cantidades de orina. Los síntomas se pueden llegar a alargar un día entero. En caso de persisitir durante más tiempo puede tratarse de otra patologia, como una vejiga hiperactiva, o por una deficiencia de estrógenos. Ésto último puede llegar a ser relativamente común en mujeres embarazadas, con menopausia o estresadas.

    Aumento de la micción durante la noche

    Algunas personas sufren un aumento de las ganas de ir al baño durante la noche. Esto provoca el riesgo de orinarse en la cama, así como interrupciones en el sueño, impidiendo un correcto descanso. En el caso de los ancianos, aquellos que sufren estos síntomas tienen también una tasa de mortalidad más alta. La causa de estos síntomas suele ser por un aumento en la producción de orina, una vejiga irritable o un aumento en el consumo de ciertos medicamentos, como los diuréticos. En el caso de los hombres, puede venir dado nuevamente por un agrandamiento benigno de próstata.

    Incapacidad para orinar

    Las personas que sufren estos síntomas son incapaces de expulsar la orina o tienen grandes dificultades para ello. En ocasiones viene acompañado también de fuertes dolores. La causa suele ser la inflamación de la vejiga o de la uretra. En el caso de las mujeres, también puede deberse al debilitamiento del órgano pélvico.

    Otras causas pueden ser lesiones, tumores o cálculos que obstruyen el flujo de orina. En casos muy poco frecuentes, esta causada por enfermedades relacionadas con el sistema nerviso, como la esclerósis múltiple o la paraplejia.

    El alcohol, y más concretamente la cerveza, también pueden dificultar temporalmente la micción o incluso impedirla. En el caso de sufrir una incapacidad para orinar total, acude a emergencias cuanto antes. En estos casos tan graves, la orina puede volver hasta los riñones y comenzar a destruir tejidos. Las personas que sufren este tipo de síntomas siempre sufren también de grandes dolores. Por el contrario, las personas cuya dificultad para orinar está reacionada con algún tipo de problema crónico, no suelen sufrir dolores. Son capaces de expulsar al menos pequeñas cantidades de orina, por lo que tiene que pasar bastante tiempo hasta que el problema se agrava.

    Infecciones de orina durante el embarazo

    La mujeres embarazadas que sufran cistitis o cualquier otro tipo de infección urinaria, deben acudir siempre al médico en caso de sufrir cualquier tipo de infección. Al igual que en el caso de los diabéticos, las embarazadas tienen un mayor riesgo de que la infección se complique.

    ¿Cuándo ir médico con infección de la orina?

    Como acabamos de ver, las mujeres embarazadas, los diabéticos, los niños y las demás personas que sufran de algún tipo de enfermedad o compliación deben tener un cuidado especial e ir al médico. Ante la duda, es mejor que visitemos al médico que arriesgarnos a sufrir otro tipo de compliaciones.

    Si tenemos fiebre, escalofríos, dolor en el costado o dolor de espalda puede que la zona renal se encuentre afectada.

    En caso de que la orina tiene un color rojizo, es posible que exista cierta presencia de sangre en la orina. Ésto no tiene por qué deberse a ningún problema grave, pero siempre conviene aclararlo con el médico.

    Si los síntomas se alargan durante más de tres días, también debes ir al médico.

    Remedios para la infección urinaria: qué tomar

    Antes de buscar el remedio, debemos estar seguros de que sufrimos una infección urinaria. Para ello, usaremoslas llamadas tiras reactivas. Son una solución muy práctica y sencilla de utilizar. Aquí puedes ver cómo se utilizan en este enlace.

    A continuación te dejamos las mejores:

    Bestseller No. 1
    Test de orina Reactif con 11 parmetros - 25 tiras de test rpido de orina con escala de colores
    • Tiras reactivas para orina con 11 valores: cido ascrbico,...
    • Prueba rpida con proteccin de vitamina C y ayuda diagnstica del...
    • Instrucciones detalladas con grficos para el anlisis de orina en...
    • Determinacin y anlisis exactos de los valores de orina a travs de...
    • Fcil manejo y evaluacin de las tiras reactivas - con escala de...

    Una vez estamos seguros de que sufrimos algún tipo de infección de orina, debemos ponerle remedio. A continuación te presentamos los más importantes:

    Infusiones de té naturales

    Existen muchas hierbas en la naturaleza que te pueden ayudar en caso de sufrir una infección de orina. Algunas de ellas son las hojas de abedul, las ortigas, el diente de león o el enebro. Este tipo de infusiones las puedes adquirir directamente a continuación:

    Bestseller No. 1
    Arndano Rojo Americano 15000 mg. 180 cpsulas veganas para 3 meses. Con D-Manosa, Gayuba y Vitamina C. Cranberry 100% Natural para prevenir las patologas urinarias y la Cistitis
    • EXCELENTE FRMULA a base de Extracto Natural de Arndano Rojo...
    • EL MEJOR ARNDANO ROJO AMERICANO: Cada dosis contiene 300mg de...
    • MXIMA CALIDAD Y GARANTIA DEL 100%: Ofrecemos 180 cpsulas veganas...
    • EBOOK GRATIS: Al comprar nuestro producto, te enviaremos GRATIS...
    • OFERTAS Y PROMOCIONES: No te pierdas nuestros descuentos por...

    Algunos medicamentos y antibióticos

    Existen una serie de medicamentos que puede ayudar contra las diferentes infecciones de orina. Antes de tomar cualquiera de ellos, ve al médico. Entre los medicamentos más comunes se encuentra el Bactrim, el Monorul o el Keflex. En el caso de las mujeres, también se suelen recetar los supositorios vaginales.

    Vacunas

    Existen vacunas contra las cinco bacterias más comunes en este tipo de infecciones. La vacuna tiene un porcentaje de eficacia del 50% durante los primeros seis meses y aumenta según va pasando el tiempo.

    Higiene con agua

    Las mujeres con infección deben limpiarse la zona íntima solo con agua al ducharse, sin utilizar jabones ni otro tipo de productos de limpieza. Basta con utilizar un paño y agua tibia.

    Evitar el estreñimiento y las heces duras

    Según afirman varios estudios tanto el estreñimiento como las heces duras aumentan la probalidad de sufrir algún tipo de infección urinaria. Una alimentación rica en frutas y verduras ayudan contra estos dos problemas y mejoran tu vida intestinal.

    Evita el sexo durante unos días

    Las relaciones sexuales tabién constituyen un factor de riesgo para las infecciones urinarias. Unos días sin sexo pueden evitar la aparición de las infecciones, así como disminuir su frecuencia. Si las mujeres sufren infecciones de las vías urinarias cada vez que mantienen relaciones, sus parejas sexuales se deben someter a un examen urológico.

    Una inflamación de la zona del glande puede causar una infección urinaria en su pareja. Los hombres deben mantener limpio su glande y sobre todo antes de la práctica sexual.

    Aplicar calor en la vejiga

    Colocar una bolsa de agua templada en la zona de la vegija ayuda a aliviar el dolor en la zona.

    Remedios caseros que pueden eliminar las infecciones de orina

    Aunque ya hemos visto algunos de ellos, vamos a profundizar ahora en los diferentes remedios caseros que te pueden ayudar con tu infección.

    Piña o zumo de piña

    La piña contiene una enzima llamada bromelina que nos puede ayudar a calmar los dolores en infecciones leves.

    Jengibre

    El jengibre contiene sustancias que actúan contra las bacterias y los hongos de forma natural. Un té al día puede ser un remedio muy eficaz. Además como ya vimos en este artículo, es un potente antiinflamatorio.

    Semillas de calabaza

    Estas semillas tienen propiedades diuréticas y antibacterianas, por lo que comer algunas semillas de calabaza al día puede ayudarte contra tu infección.

    Zumo de arándanos

    Aunque podrás encontrar mucha información sobre este popular remedio, lo cierto es que existen muchos expertos que consideran que la fama que tiene el zumo de arándano rojo protector de la vegija frente a gérmenes es simplemente un mito. Lo que sí es cierto es que los arándanos son una fuente de vitamina C, hierro y antioxidantes.

    Vinagre de manzana

    Otro remedio casero para la infección urinaria es el vinagre de manzana. Este producto ayuda a limpiar los riñones y fortalece el sistema inmunitario. La forma de tomarlo sería mezclando una cucharada de este vinagre en un vaso de agua templada. En caso de sufrir una infección más grave, deberías tomar esta mezcla tres veces al día.

    Otros consejos para curar y prevenir estas infecciones

    • Haz una higiene íntima adecuada, sobre todo tras las relacioenes sexuales.
    • Bebe suficiente líquido y evita el alcohol en la medida de lo posible. Unos dos litros de agua es lo recomendado.
    • No utilices sprays íntimos, ni jabones perfumados en esta zona.
    • Procura vaciar la vegija completamente cada vez que necesites ir al baño.
    • Evita sentarte en superficies frías.
    • Intenta secar la zona íntima lo antes posible después de un baño.
    • Evita los preservativos que contienen espermicidas. Una alternativa pueden ser los preservativos femeninos.
    • Reduce tus niveles de estrés.
    • Utiliza tampones y compresas de calidad.
    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando asumiremos que aceptas nuestra política. Más Información