La cebolla al desnudo: Un vegetal increíble 🧅

Allium cepa, más conocida comúnmente como cebolla, es una planta herbácea que se lleva cultivando y consumiendo desde el Antiguo Egipto. Puesto que la llevamos consumiendo desde hace tanto siglos, se han creado a lo largo de la historia decenas de mitos entorno a este alimento natural. En este artículo vamos a ocuparnos de analizar varios de ellos.

La cebolla para la tos

Una creencia popular afirma que dormir próximo a este vegetal tiene beneficios para la tos, ayudando a liberar las vías respiratorias. Aún hoy es común en muchos hogares, colocar una cebolla junto a la cama, como un remedio casero para la tos nocturna.

Sin embargo, todos los estudios existentes no han podido confirmar la eficacia de esta práctica, así como tampoco han sido capaces de valorar sus riesgos.

Según la Asociación Americana de la Cebolla (National Onion Association), esta costumbre data del siglo XVI, cuando se extendió la creencia de que distribur varias cebollas por las habitaciones constituía una protección contra la peste bubónica, ya que al ser ésta una enfermedad generada por la suciedad del aire (según la creeencia de la época), se creía que la cebolla actuaba de purificador del aire.

Cabe recordar por otro lado, que el catarro no es una enfermedad de origen bacteriano, sino que es causada por un virus, por lo que medicarnos solo mejorará nuestro síntomas, pero no actuará contra el virus.

La cebolla para la vista

La cebolla es un alimento rico en Vitamina A y C. La primera, es la encargada de generar pigmentos esenciales para un correcto funcionamiento de la retina. Además, ayuda a generar una mayor tolerancia de nuestros ojos a la exposición lumínica, tanto natural como artificial. Una falta de esta vitamina, provoca una mala visión en condiciones de escasa iluminación.

Por su parte, la vitamina C ayuda al transporte de oxígeno e hidrógeno, además de ayudar a asimilar aminoácidos esenciales y hierro.

Podemos por lo tanto afirmar que es un alimento “bueno para la vista”.

La cebolla para el estómago y el corazón

Según un reciente estudio italiano, la cebolla sí tendría beneficios tanto para el estómago como para el corazón. Esto se explica de la siguiennte forma:

Al ser la cebolla un alimento rico en organosulfuros (lo cuál por otro lado aporta tanto a la cebolla como al ajo su inconfundible sabor), inhíben ciertos tipos de bacterias y células cancerosas, entre ellas la famosa Helicobacter pylori, principal causante del cáncer de estómago.

cebolla estomago

Además de esto, la cebolla contiene quercitina, la cuál bloquea los radicales libres presentes en el corazón, impidiendo que estas moléculas libres lo dañen.

Afrodisíaco

cebolla como afrodisiaco

Bien extendida es también la consideración de la cebolla como un alimento afrodisíaco desde la Antigüedad. Por ilustrar con un ejemplo, a los sacerdotes egipcios se les prohibía su consumo por este mismo motivo.

Sin embargo, a pesar de esta creencia, no existe un consenso científico firme al respecto. La ciencia nos dice que la cebolla ayuda a la circulación sanguínea, pero lo que no podemos afirmar es si esta propiedad es suficiente para considerarla un alimento afrodisíaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *