¿La miel ayuda realmente a curar el dolor de garganta?

22 enero 2021

Todos los hemos padecido alguna vez pero nadie lo quiere sufrir. El dolor de garganta, acompañado muchas veces de tos y ronquera, es una sensación que puede llegar a ser muy molesta. Existen muchos remedios caseros que prometen verdaderos milagros a la hora de aliviar los dolores. Un remedio particularmente conocido es el uso de la miel para los dolores de garganta. Pero, ¿hasta qué punto ayuda la miel?

CONTENIDO()

    Miel natural pura

    La miel está considera generalmente como una especie de elixir: Contiene una rica gama de nutrientes, especialmente en su forma más natural. La miel sin tratar es generalmente más saludable que la miel clarificada con azúcar añadido.

    El secreto de la miel, y la que la hace interesante a la hora de aliviar nuestro dolor de garganta, es su capacidad para crear superficies protectoras. La miel recubre el esófago de manera similar al jarabe para la tos y protege las partes irritadas de la garganta.

    ¿Puede la miel sustituir a algunos fármacos?

    Varios estudios han llegado a demostrar que un tratamiento con miel mata más bacterias que uno con antibióticos en comparación. Esto demuestra que la miel también resulta de ayuda frente a enfermedades infecciosas. Al contrario de lo que sucede con sustitutos naturales a la miel como el jarabe de ágave o el de dátil, no son tan eficaces porque solo nos protegen la garganta, pero no coombaten las bacterias en el interior de nuetro cuerpo.

    Lo increíble de la miel es que en algunos casos funciona mejor contra el dolor de garganta que muchos medicamentos químicos de venta en farmacia. Mientras que las pastillas normalmente solo suavizan el dolor mientras dura su efecto y éste vuelve después de que el efecto del medicamento desaparezca, la miel puede eliminar el dolor luchando contra la infección bacteriana. Es decir, acabar con el problema de raíz.

    Miel con leche o té caliente

    Para notar el efecto de la miel contra el dolor de garganta, es básicamente suficiente con tomar una cucharadita varias veces al día. Sin embargo, hay un método mucho más eficaz de suministrar miel al cuerpo en su mejor calidad.

    El mejor remedio conocido para la tos, el dolor de garganta y la carraspera es la miel disuelta en leche caliente, y con razón. La leche tiene de forma natural un efecto calmante en las membranas mucosas. Hasta cierto punto, en combinación con la miel tiene un doble efecto. Además, el calor de la leche también contrarresta la irritación y puede proporcionar un alivio importante del dolor. Sin embargo, para no neutralizar el efecto antibiótico de la miel por el calor de la leche en ebullición, los médicos recomiendan primero calentar la leche pura y luego añadir la miel. De esta manera estaremos conservando además otros componentes saludables de la miel.

    Un té caliente provoca un efecto similar. El té de manzanilla, menta e hinojo puede calmar la tos debido a las características de estas hierbas naturales. Igual que en el caso de la leche, el calor del té ayuda a combatir los dolores de garganta.

    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando asumiremos que aceptas nuestra política. Más Información