¿Por qué la leche ayuda contra el picante?

Vas a algún restaurente, comes algo picante, y lo que pensaste que sería un plato con un ligero sabor picante, está tan fuerte que no se puede ni comer. Pero ya es tarde. Te pica toda la boca, y cada bocado que das solo sabe a picante. A veces, también sucede que nos encontramos en casa partiendo pimiento picante para cocinar, cuando nos llevamos la mano a la cara tras haber tocado uno de los malditos pimientos. El resultado: Un escozor tremendo. Seguro que has vivido alguna de estas situaciones alguna vez. Un remedio casero, suele ser la leche. La leche nos calma esta situación tan horrible, tanto si hemos ingerido el picante como si sólo hemos tenido contanto con él. Pero, ¿Qué contiene la leche para actuar de esta manera? Vamos a averiguarlo.

El picante y tu cerebro

A través de la lengua, tu cerebro nota qué tipo de comida estás comiendo. A través de las papilas gustativas, esta información viaja desde la boca hasta el cerebro, donde es procesada. La lengua diferencia entre los sabores dulce, ácido, amargo y salado.

Entre los sabores, como hemos visto, no se encuentra el picante, que puede paralizar completamente las funciones de la lengua. Desde el punto de vista médico, el picante es una propiedad que tienen ciertas sustancias que provocan una sensación de cierta irritación delas papilas gustativas. Por lo tanto, el picor es una sensación de dolor. Sustancias picantes como la capsaicina actúan sobre los receptores de calor y dolor, generando un calor químico o un estímulo de dolor. No siempre es fácil deshacerse de los efectos de este estímulo. No sólo los fanáticos de la cocina asiática, sino también los científicos se preguntan cómo hacerlo mejor.

La leche y el picante

Lo que ayuda es la leche, ya que disuelve la capa picante de los chiles gracias a su contenido en grasa y a la proteína caseína que contiene.

Sin embargo existen otras opciones mejores. Un grupo de científicos se propuso averiguar qué es lo que mejor neutraliza el picante. El resultado: Una rebanada de pan de molde sin tostar con queso mascarpone. De esta manera, la capsaicina se disuelve en la abundante grasa del queso mascarpone. Por supuesto que no elimina la sensación del picante por completo, pero sí que la suaviza.

La moda de la comida picante

Seguramente te habrás preguntado por qué la comida picante se está volviendo cada vez más popular. Pues bien, resulta que el picante provoca un subidón de adrenalina, de ahí su efecto adictivo. El cuerpo reacciona con mecanismos de protección al consumir alimentos picantes: el corazón late más rápido y y se dilatan los vasos sanguíneos.

El picante necesita entrenamiento

Otra de las cosas que deberíamos tener en cuenta si queremos empezar a consumir más alimentos picantes, es el hecho de que necesitamos un entrenamiento. Nuestro cuerpo debe someterse de manera gradual al picante, por lo que no se recomienda que principiantes en la materia empiecen con los platos más picantes.

El agua está prohibida

La próxima vez que comas algo picante, recuerda: Pan de molde y mascarpone o leche. Lo que nunca debes beber es agua, ya que lo único que conseguirás es extender la sensación por toda tu boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *