¿Realmente se quema la grasa de nuestro cuerpo?

La mayoría de las dietas se basan en el mismo principio básico: si quieres perder peso, tienes que deshacerte del exceso de grasa corporal. A esto lo solemos denominar “quemar grasa”. Sin embargo, la grasa no puede convertirse en calor, es decir, no se puede quemar. Veamos que pasa con la grasa que sale de nuestro cuerpo.

👨‍🔬La grasa no puede ser convertida en calor en nuestro cuerpo

El término “quema de grasa” es un término engañoso, al menos si nos referimos a la forma en la que la grasa es consumida por nuestro organismo. Y no es ninguna tontería, ya el uso del término “quemar” en este contexto ha llevado a lo que posiblemente sea el mayor mito nutricional de los tiempos modernos: Convertir grasa en energía.

Como cualquier biomasa, una célula grasa está compuesta de muchas moléculas y no pueden ser convertidas en energía. Esto violaría la llamada ley de conservación de la materia , que establece que una reacción química no cambia la cantidad de partículas involucradas, sino sólo la composición de estas partículas. En otras palabras, la masa permanece constante. Para convertir la masa en energía, ésta tendría que ser acelerada a una velocidad superior a la de la luz (E=mc²).

La grasa no puede convertirse en calor en nuestro cuerpo, efectivamente, aunque durante la digestión de la grasa sí que se obtiene calor como subproducto. ¿En qué se convierte entonces la grasa?

👃La grasa descompuesta es exhalada

Sí, por sorprendente que parezca, un estudio recientemente publicado ha conseguido demostrar que la grasa se exhala. El funcionamiento sería el siguiente: nuestro cuerpo metaboliza la grasa liberando principlmente CO2, que se expulsa mediante el aire que respiramos. Sólo una pequeña parte se transforma en agua (H2O) y se explsa mediante los fluídos corporales (orina, sudor, lágrimas… La grasa es expulsada de esta manera de fomra constante, incluso cuando dormimos. Sin embargo, la pérdida de peso depende principalmente de si el cuerpo se ha abastecido de más grasa a través de los alimentos de la que puede exhalar en el mismo período de tiempo.

🏃‍♂️¿Cómo ayuda el deporte a quemar la grasa?

Cuando hacemos deporte, aumenta el consumo de energía y por lo tanto la oxidación de la grasa en el cuerpo. Si, por ejemplo, sales a correr durante una hora, en lugar de, por ejemplo, estar en la cama, el proceso metabólico de procesamiento de grasa en el cuerpo se incrementa en alrededor de un 700%. Esto también aumenta la cantidad de grasa que se excreta como dióxido de carbono y agua. Dependiendo de la cantidad de grasa que se ingiera, la posibilidad de perder peso a través del deporte aumenta.

Para activar este proceso metabólico de quema de grasa, el cuerpo necesita el oxígeno absorbido a través de la respiración. Para que nuestro cuerpo pueda oxidar completamente 10 kg de grasa, tiene que respirar 29 kg de oxígeno. Esto suena más fácil de lo que parece, ya que una persona con una respiración media (13 respiraciones por minuto) tarda unos 54 días en inhalar esta cantidad de oxígeno.

Resumiendo podríamos decir que para perder 10 kg de masa corporal, debemos expulsar 8,4 kg de CO2 y 1,6 kg de agua.

🧘‍♂️¿Se puede adelgazar respirando más frecuentemente?

Pues la verdad es que no. A pesar de que los pulmones sea el mayor órgano excretor de grasa, respirar de forma más frecuente no ayuda a perder peso. El ritmo respiratorio y el metabolismo están totalmente coordinados. Si se altera este equilibrio, y una persona respira más a menudo de lo que el sistema metabólico requiere, se producirá una hiperventilación. En caso de que ésta sea prolongada, causará mareos, palpitaciones y desmayos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *