Consejos para reducir el consumo de sal y evitar tensión alta

Reducir nuestro consumo de sal tiene un impacto directo en nuestro cuerpo, mejorando la salud del corazón. Un consumo de sal elevando, acarrea consigo un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardíacas y de mortalidad. La presión arterial alta, conocida médicamente como hipertensión, es una enfermedad muy común en adultos. De hecho, una gran mayoría de las personas que sufren esta enfermedad ni siquiera son conscientes de ello, ya que no es una enfermedad que cause síntomas o algún tipo de señal de advertencia. Sin embargo, si la hipertensión va acompañada de altos niveles de colesterol y azúcar en la sangre, el daño que se produce en las arterias, los riñones y el corazón aumenta exponencialmente.

🧂 Un mundo sin sal

Afortunadamente, la hipertensión es fácil de diagnosticar y de tratar. A veces se pueden recuperar los niveles de presión arterial dentro de un rango saludable simplemente incluyendo algunos hábitos saludable en nuestro día a día (perdiendo peso, haciendo más ejercicio y mejorando los hábitos alimenticios). Uno de los puntos más simples, y el primero que debemos adoptar, es precisamente cocinar con menos sal y en general consumir menos sal. Sin embargo, tampoco podemos eliminar directamente la sal de nuestra dieta, ya que esto nos provocaría otro tipo de problemas. Veamos qué podemos hacer para disminuir nuestro consumo de sal a unos niveles saludables.

A continuación te presentamos varias formas sencillas de reducir tu ingesta de sal.

🤔 Evitar alimentos sospechosos

La mayor parte de la sal que comemos se encuentra en alimentos preparados y procesados. Entre tantos otros, se incluyen en esta lista las patatas fritas, los frutos secos salados, las galletitas, las salchichas y embutidos en general, las sopas de lata, las pizzas y comidas rápidas o las salsas, por ejemplo. Como ves, la mayoría de estos alimentos son ya de por sí de una calidad dudosa, por lo que reduciendo el consumo de sal no solo consumes menos sal, sino que además estás optando por alimentos de mayor calidad.

El segundo mayor culpable de la cantidad de sal que consumes es tu propio salero. Es por ello por lo que te recomendamos buscar condimentos que puedan utilizarse como alternativa.

🍀 ¿Qué especias puedo usar como potenciadores de sabor?

Hay muchas hierbas, especias, raíces, cítricos o vinagres que puedes usar para dar sabor a la comida. Te presentamos aquí algunos de ellos:

  • Hierbas: albahaca, menta, tomillo, perejil, romero…
  • Especias: pimienta negra, nuez moscada, canela…
  • Raíces: ajo, jenjibre…
  • Cítricos: limón, lima, naranja…
  • Vinagres: Balsámicos, de manzana, de arroz…

Estos son solo unos ejemplos pero te invitamos a que pruebes y descubras los potenciadores naturales que más se adapten a tu paladar!

👌 Comer menos sal consumiendo grasas más saludables

Ingerir grasas de calidad ayudará a reducir tu tensión arterial. Existen muchos alimentos que contienen este tipo de grasas:

  • Frutos secos: Nueces, almendras, avellanas…
  • Frutas: Aguacate
  • Aceites: Principalmente de oliva, pero los aceites de frutos secos saludables también son adecuados.
  • Carnes: Aquí entran todo tipo de carnes magras.
  • Pescados: Pescado azul rico en ácidos grasos Omega-3

Un truco extra: Fríe y asa bien la comida

Cuando fríes o asas los alimentos, éstos aportan todo su sabor y aroma al resultado final. Esto es aplicable tanto a verduras, como a carnes y pescados. Si se fríe, se saltea y se asa la comida en una sartén, los aromas de la fritura se potencian. Por ejemplo, el dulzor natural de muchas verduras y el sabor intrínseco del pescado y el pollo son mejorados. Si te gusta cocinar al vapor, prueba a añadir aceites picantes o jugo de limón.

🍞 Reduce el consumo de pan

Aquí debemos incluir al pan integral, ya que, aunque resulta una opción mucho más saludable que el pan blanco, puede contener grandes cantidades sal. Y no solo por el sabor, sino para asegurar que la masa pueda subir de forma adecuada. Puedes prevenir esta cantidad extra de sal buscando productos que contengan cereales pero que no sean pan. Por ejemplo, te recomendamos avena con frutas frescas o secas.

🥦 Aprende a sacar todo el sabor natural de los alimentos

Para ello, consume alimentos de temporada, y a poder ser de agricultores o productores de tu región. Estos dos sencillos trucos, harán que puedas disfrutar de todo el sabor de tus platos, sin tener que recurrir a la sal. Además, en la medida de lo posible, deberías comprar alimentos que te puedan aportar ese máximo de sabor natural. Para ello, te recomendamos que visites con más frecuencia los mercados agrícolas de tu zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *