Semillas de amapola: Todo lo que necesitas saber

Las semillas de amapola tienen un sabor realmente característico y adictivo. Sin duda se trata de una de las grandes tentaciones que la naturaleza pone a los pies de las personas. La anestesiante y adictiva morfina contenida en el jugo de la leche de amapola ha sido cultivada en Europa durante miles de años, y como veremos más adelante, las preocupaciones sanitarias actuales por el consumo de sus semillas son más bien infundadas.

semillas de amapola

¿Qué es la semilla de amapola?

La semilla de amapola es uno de los cultivos más antiguos de Europa y es muy codiciada no sólo por sus numerosos usos en la cocina, sino que también resulta muy popular como decoración (flor). Las flores de amapola siempre son de colores muy brillantes, lo que las hace especialmente bellas. Los colores más típicos suelen ser el blanco, el púrpura, el rojo o el naranja.

El tiempo de floración dura aproximadamente de dos a tres días, normalmente entre junio y julio. Es un período bastante corto en comparación con otro tipo de especies. Una vez la planta florece, comienzan a aparecer semillas en su interior.

La planta de la amapola suele preferir los suelos arenosos y permeables, le gustan los días soleados y las noches frescas. Las zonas del centro de Europa reunen las caracteríticas idóneas para su cultivo.

Granos pequeños, gran sabor

Según el color de las semillas, podemos saber a qué tipo de amapola pertenecen. Durante la Antigüedad, estas semillas eran consideradas como un símbolo de fertilidad y riqueza debido a su concentración de grasas.

Gracias a su sabor especial y a sus ingredientes, las semillas de amapola están muy bien valoradas en las cocinas de todo el mundo. Los cultivos dependen de la zona y distan de unos países a otros. Mientras que en el centro de Europa es más común el cultivo de la amapola gris y azul, en la India predomina el cultivo de la amapola blanca.

Existe también una gran diferencia de sabor de unas semillas a otras. Mientras que la amapola azul ses muy sabrosa y contiene un aceite potente y picante, la amapola gris es más tierna y tiene sabor suave. La amapola blanca tiene un distintivo sabor a nuez, lo que la hace adecuada tanto para cocinar platos dulces o salados.

flores de amapola rojas

En Europa, las semillas de amapola se utilizan principalmente para preparar dulces. Las semillas de amapola molidas se utilizan para postres, rellenos y cremas. Aunque en España no resulta tan común, en países como Alemania podemos encontrar varios dulces que contienen este tipo de semillas, ya sea para preparar dulces, panes o fideos. Pero es que además, las semillas de amapola quedan perfectas en platos picantes o en pescados, carnes o verduras. En la India se suele utilizar semilla de amapola blanca molida, que se utiliza como una harina y que se encuentra en salsas tan conocidas como el curry. En ciertos pasteles también nos podemos encontrar semillas de amapola, pero normalmente sin moler.

Debido a su alto contenido en grasa, el aceite de semilla de amapola también es de una calidad excelente. Producido mediante prensado en frío, el aceite es un producto de alta calidad, muy aromático y extremadamente saludable. Se suele utilizar para ensaladas o salsas.

¿Por qué las semillas de amapola son tan saludables?

Las semillas de amapola contienen grandes cantidades de minerales como el magnesio, el hierro, el calcio y el zinc, así como vitamina B1 y biotina. Pero sobre todo, la semilla de amapola es grasa en un 40 % aproximadamente, siendo grasa de alta calidad (ácido linoleico), que ayuda a reducir el colesterol.

Consigue tus productos de amapola al mejor precio

Las semillas de amapola molida sólo son una buena opción cuando se van a consumir rápidamente, ya que debido a su gran contenido graso se vuelen rancias y pierden su aroma en cuestión de días. Es por ello por lo que es mejor comprar las semillas enteras y molerlas en un mortero o consumirlas directamente enteras. Otra opción es congelar las semillas molidas. De esta manera se conservan todas sus propiedades. Las semillas sin moler de amapola se pueden conservar en un recipiente cerrado durante algo más de un año.

Mitos sobre las semillas: Intoxicación

Los griegos usaban las cápsulas de las semillas de amapola para representar a Morfeo e Hipnos, los dioses del sueño y la noche. Debido a la gran abundancia de semillas en las cápsulas de semillas de amapola (puede contener hasta 30.000 granos), la amapola siempre ha sido considerada un símbolo de fertilidad. En Persia por ejemplo, la amapola simboliza el amor, y se consideraba un afrodisíaco. Y de hecho lo es, gracias a su contenido en papaverina.

La amapola, o más precisamente, el tejido de estas cápsulas de amapola contiene morfina y codeína, ingredientes que tienen un efecto somnífero y adictivo y es que también pueden utilizarse para fabricar medicamentos. El opio que contiene ha sido utilizado como droga desde la Antigüedad.

Como planta medicinal, se dice que la amapola tiene un efecto analgésico. La industria farmacéutica procesa el jugo seco de cápsulas rayadas y sin madurar de algunas variedades de amapola que contienen opio para producir analgésicos. La codeína, a su vez, se utiliza para acabar con la tos. La amapola más común para uso culinario no contiene morfina.

A pesar de los repetidos informes sobre los posibles peligros de las semillas de amapola, el consumidor no tiene hoy en día motivos para preocuparse. Hay ciertos tipos de amapola que tienen un contenido mínimo de morfina, y que desde luego su consumo no es adictivo. Además, los ingredientes activos que se utilizan en la industria farmacéutica se extraen de la planta cuando aún no está madura, mientras que las semillas que encontramos en el supermercado sí que lo están. Puedes comer semillas de amapola sin miedo a una intoxicación (siempre que no tengas algún tipo de alergia, claro).

En Austria la adormidera puede cultivarse para la producción de alimentos, en Alemania esto sólo se permite con un permiso especial para evitar el abuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *