¿La vitamina C nos protege realmente de un resfriado?

27 noviembre 2020

Seguramente habrás oído muchas veces, que el consumo de alimentos ricos en vitamina C mejora nuestras defensas y nos protege frente a los resfriados invernales. La realidad es que la ingesta preventiva de altas dosis de vitamina C durante un largo período de tiempo no evita la aparición de resfriados. Sin embargo, sí puede reducir ligeramente la duración media de la enfermedad. Siempre hablando de consumo preventivo, es decir, antes de que nos enfermemos. La vitamina C difícilmente puede mejorar un resfriado que ya ha comenzado. ¿De dónde viene entonces esa idea?

CONTENIDO()

    💊 El origen de la creencia

    Para muchas personas, los suplementos de vitamina C son la mejor manera de prevenir el resfriado común. Bajo este supuesto, si sufrimos un resfriado o una tos, las pastillas o los polvos efervescentes que contengan la vitamina deben ayudar a eliminar los molestos síntomas.

    Esta idea proviene de los años 70, en concreto del Nobel de Química Linus Pauling. Este biólogo molecular estadounidense anunció en aquella década las bondades de consumir grandes cantidades de vitamina C como remedio para varias enfermedades, entre ellas el resfriado común. Incluso hoy en día, muchos fabricantes de medicamentos siguen sugiriendo que la vitamina C es eficaz contra el resfriado. La podemos encontrar por ejemplo, como aditivo en medicamentos que tienen como finalidad combatir síntomas típicos como la fiebre y los dolores de cabeza. Ejemplos de estos medicamentos son el ácido acetilsalicílico (Aspirina) o el Paracetamol.

    🤔 La vitamina C es casi ineficaz en la prevención

    Al contrario de las ideas anteriores, estudios posteriores señalan, que una ingesta diaria y preventiva, incluso de dosis elevadas, no puede prevenir un resfriado.

    Sin embargo, la duración de la enfermedad sí puede acortarse ligeramente, pero el efecto no es muy grande. Si tomamos vitamina C a diario durante largos períodos de tiempo, consideremos reducir la duración de un resfriado hasta en un 7%. ¿Qué significa esto? Pues que el consumo de vitamina C puede hacer que nos curemos hasta medio día antes si la enfermedad nos dura una semana. En los niños, la duración se acortaría en un día entero, por lo que estarían enfermos durante seis días en lugar de siete. Pero para lograr estos efectos es necesaria una ingesta diaria durante varios años.

    Sin embargo, en el caso de los atletas de élite, si parece haber una excepción. En este caso, tomar la vitamina C como medida preventiva podría en realidad protegerlos contra los resfriados. Así lo afirman varios estudios, en los que se desmuestra que si estas personas comienzan a tomar vitamina C unas tres semanas antes del comienzo de la actividad física intensa, solo sufren la mitad de los resfriados que sin tomarla.

    👩‍🔬 ¿Cuál es la cantidad diaria recomendada de vitamina C?

    Aunque depende de la fuente que consultemos, se recomiendan unos 100miligramos al día. Para hacernos una idea, esto es aproximadamente el doble de lo que contiene una naranja o un pimiento. La vitamina C también se encuentra en muchos productos bajo el nombre de ácido ascórbico, que se utiliza como conservante.

    En la mayoría de estos estudios sobre resfriados, los hombres, mujeres y niños que participaron dosis de unos 1000 miligramos de vitamina C por día. Esas cantidades representan por tanto unas 10 veces la cantidad diaria recomendada.

    Sin embargo, es raro que lleguemos a sufrir algo efecto adverso por consumir vitamina C en grandes cantidades. Como la vitamina es soluble en agua, simplemente el cuerpo expulsa el exceso a través de la orina. Sin embargo, dosis muy altas si pueden llegar a causar efectos adversos como diarrea, dolor de estómago o náuseas. A largo plazo se pueden formar incluso cálculos renales.

    Subir

    Este sitio utiliza Cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando asumiremos que aceptas nuestra política. Más Información